Inicio Colombia Y si Maduro cae mañana?

Y si Maduro cae mañana?

209
0
Compartir

Por: @gdmolano

Tal vez lo que siga sea el Tintorismo, la democracia (o dictadura) de las rubias. Probablemente sea más bonito y la gente chevere que se fue, regrese de Miami, Bogota, Madrid, etc. Seguramente los mercados reaccionarán y el crédito de PDVSA ya no lo mirarán de reojo los bancos de Wall Street. Probablemente la última franquicia gringa de moda llegue a Chacao. Probablemente se acabe el desabastecimiento y se encuentre hasta harina para hacer arepas traída de la China. Es seguro que ya no veremos los osos (papelones) del presidente/chófer, ni las estridencias de uno que otro general agrandado (arrecho). Se dejará el costumbrismo llanero, dónde pertenece. Todo volverá a ser como antes … o no?

Bueno al menos esa es la ficción que insistentemente los medios le quieren vender a toda America Latina. Que el día después de Maduro (día que tarde o temprano llegara) comenzara de nuevo la versión Disney de la democracia venezolana. Pero la verdad, ese cuento de hadas esta muy lejos de ser realidad.

Por donde comenzamos? La MUD, los mismos dinosaurios que le sirvieron en bandeja de plata la democracia venezolana a Chavez, son los mismos que en teoría ahora vienen a “salvarla”. Su versión de rescate en términos prácticos es lo mas parecido a un borrón y cuenta nueva, como si Chavez jamas hubiera existido. Esta miopía política tiene un pequeño problema, aunque Maduro se vaya, mas de un tercio mal contado de la población adulta en edad de votar, aun seguirá siendo chavista y tendrá un inusual enpoderamiento (y dependencia) en su relacion con el Estado. Osea que hay chavismo para rato. Así que la estrategia de “reinterpretar” la democracia del siglo XX en el siglo XXI solo tiene una consecuencia lógica: conflicto social y político seguro. Y si a eso se le suma que entre los consejeros de cabecera en “democracia” se encuentran políticos latinoamericanos de todos los pelambres, como los colombianos, expertos en practicar democracia de apariencias, prolongar conflictos armados irregulares por 50 años con todas sus consecuencias, tocaria sumarle otro infortunio: la violencia política. El refrán: Dios los criá y ellos se juntan, no podría ser mas cierto cuando de enmarcar la relación entre los supuestos “demócratas” latinoamericanos. Porque cada uno en su contexto cuando tubo poder, no exhibió precisamente lo mejor del ejercicio de la política. La corrupción, el caudillismo y el escaso servicio social están a la orden del día.

Una de las principales razones por las cuales el chavismo ha sido virtualmente ‘imbatible’ no es por la taimada ‘astucia’ de sus dirigentes, ni el dramático abuso de poder que se anda denunciando a los cuatro vientos. Sino por los defectos de quienes encarnan el liderazgo de la MUD. Difícilmente los medios nos cuentan las contradicciones al interior de esta coalición y sus particularidades. Este tratamiento parcializado tiene un efecto devastador en la legitimidad del liderazgo político de la oposición de cara a los venezolanos, porque los elementos políticos mas cuestionados y los que traen menos renovación, son los que terminan mandando la parada, quitandole margen de maniobra a políticos con enfoques mas realistas, mas próximos a una solución política consensuada. Los que mas mojan pantalla no son precisamente la solución, sino parte esencial del problema.
Si la MUD de hoy accede al poder mañana, el conflicto estará lejos de terminar. Porque mostrara su verdadera cara, la que justifico el nacimiento del chavismo.

La parte de los cuentos de hadas que usualmente nunca se cuenta, es que pasa después del “y vivieron felices para siempre”. En este cuento como en cualquier otro, alguien tiene que pagar la cuenta. El discurso económico de la oposición como el del chavismo, parte de unos supuestos económicos de pesadilla. Si lo que se viene mañana es la dictadura (o democracia) de las rubias, va tener que ser a punta de agua de panela (papelon con limón). Porque en cualquier caso, la economía requiere un ajuste tremendo. Atención! El ajuste, en la practica no es para poder pagar lo que se debe ni para racionalizar gastos, sino para alcanzar unas condiciones mínimas aceptables en el mercado de deuda para poder seguir endeudados. Esto es especialmente paradójico para uno de los países con mayores reservas petroleras probadas del mundo. La perspectiva a largo plazo de las economías dependientes del petroleo no es halagüeña, no tanto por los actuales precios bajos o la competencia del fracking, sino por la perspectiva de nuevas tecnologías que harán del petroleo algo obsoleto a la vuelta de par décadas. Ante este panorama casi todas las economías petroleras de alguna importancia están empezando a diversificar sus economías. En Venezuela esa decisión se ha pospuesto irresponsablemente. Chavista o antichavista, comparten el mismo barco y sobre todo la misma mentalidad rentista irreflexiva con pronostico reservado.

Si mañana se cae Maduro, Venezuela iniciara otro ciclo histórico y la apariencia de democracia tomara otra cara, tal ves una con un cubrimiento mediático mas amigable, pero seguirá teniendo las mismas falencias de fondo. En cada país latinoamericano se usara el caso venezolano como una engañosa fabula sobre la “democracia”, el socialismo y la dinámica de la política. Probablemente el socialismo probara que ha fallado de fondo una ves mas, pero la democracia como la conocemos (y practicamos) cuando no comete suicidio, esta repleta de contradicciones e injusticias que cuestionan su propia existencia.

La moraleja completa, la que deberíamos aprender de esta historia, es que la democracia en América Latina, mas le vale reinventarse de fondo. Terminar como Venezuela, Nicaragua o Cuba esta a la vuelta de la esquina. Y no es precisamente por la llegada del socialismo, sino por la debilidad extrema de la democracia que practicamos. Con toda justicia se puede decir que es casi un engaño, un cuento de hadas. Todo el andamiaje institucional que montamos sobre nuestras democracias sucumbe fácilmente ante cualquier infortunio, ya sea por caudillismo, por corrupción, por influencia externa. etc.
En el ocaso de los gringos y el ascenso de los nuevos patrones del mundo (los chinos) se dará una ventana de oportunidad para que cada país a su manera reinterprete o reafirme su versión de democracia. Mientras a algunos les parecerá un revisionismo innecesario, mas pronto que tarde se evidenciara que si queremos mantener nuestra propia identidad cultural, nuestro estilo de vida. Mas nos vale dejar de andar practicando democracias de apariencias.

Comments

comments