Inicio Sin categoría Regresa la Limpieza Social a Bogotá

Regresa la Limpieza Social a Bogotá

15715
2
Compartir

«Por la Bogotá que Soñamos»  Enrique Peñalosa

 

Por: Katerin Castillo Abril

Venimos de una tradición de alcaldes cuyas administraciones recientes han estado cercanas a intentos de impacto y desarrollo social. En primer lugar fue la de Lucho Garzón. Luego un intento terrible de Samuel Moreno Rojas y, por último, Gustavo Petro, alcalde progresista que estuvo muy cercano en nombre de la “Bogotá Humana“ a lo social. Ahora nos encontramos con Peñalosa, alcalde cuyo primer gobierno fue llevado a cabo entre 1998 y 2002, dejando marcas sobre sectores de la sociedad con las limpiezas sociales.

Según Edwin Cruz, politólogo de la Universidad Nacional de Colombia: “La limpieza social es un dispositivo de control, que no es excepcional ni se agota en su aplicación a las sociedades ingobernables, sino que contribuye al sustento ideológico y fáctico del orden social dominante“. Sirven básicamente, según los paramilitares y policías, para acabar con las ollas y los viciosos.

A finales de los 90`s y principios del 2000, dentro de la alcaldía de Peñalosa, se hicieron las primeras limpiezas en algunas localidades del sur como: Fontibón, Tunjuelito, Kennedy, Ciudad Bolívar, Usme, Rafael Uribe Uribe y Bosa. En promedio, cada mes se mataron entre dieciocho y veinticinco jóvenes. Sin embargo, el articulo estará basado en Bosa, gracias a una entrevista que se logró hacer con una persona afectada directamente por esta irregularidad durante ese primer gobierno del actual alcalde de Bogotá.

Durante esa alcaldía y lo que llevamos de ésta, han sucedido cosas que nunca van a ser expuestas por ningún medio de comunicación. A grandes rasgos, se han hecho cerca de doce limpiezas en las distintas localidades del sur de Bogotá anteriormente nombradas y, en el caso de Bosa, la semana pasada hubo limpieza en el sector de Laureles Uno, Laureles Dos y Laureles Tres. Mataron a cinco muchachos, cosa que no será publicada, porque son acciones que están íntimamente ligadas entre los paramilitares y los acuerdos policiales.

Si bien en muchos lugares del mundo pueda ser un método efectivo, también puede ser comprobado, por lo menos en Bogotá, cuántos inocentes pueden estar pagando por aquellos que sí hacen daño y perjudican a la sociedad, algo así como falsos positivos.

En la entrevista lograda con una persona anónima que vivió dicha limpieza social durante la primera administración de Peñalosa, sus palabras fueron:
“Durante inicios del dos mil, junto con mi hermano, a las edades de 18 y 19 años respectivamente, teníamos novias en el mismo sitio, a unas 5 cuadras de nuestra casa materna, tuvimos dos experiencias de frente con las limpiezas. La primera fue que luego de visitar a nuestras parejas volvíamos a nuestra casa entre 10:30 y 11:00 pm. En el camino una persona nos avisó que debíamos apurar el paso porque la limpieza venia bajando. En esa ocasión atravesando uno de los parques, escuchamos disparos que dejaron cuatro muertos en una de las esquinas que acabábamos de cruzar, lo que pasó por nuestra cabeza fue que pudimos haber sido nosotros, porque no preguntaron nada ni se acercaron, solo dispararon. Llegamos rápido a la casa y en la mañana supimos que los cuatro muchachos que habíamos visto morir no habían sido los únicos, sino que también en Laureles y en Piamonte había sido fuerte el asunto.

La otra ocasión fue trabajando para un concejal, para el cual pegábamos carteles. En una de esas veces, pegando anuncios, personas identificadas con el F2 nos apuntaron con metralletas. Nos preguntaron qué ¿qué hacíamos?, que si éramos viciosos. Nos iban a matar, se habían bajado de una camioneta con vidrios polarizados, blanca y sin placas. Venían armados y sin prendas distintivas del ejército o de la policía, simplemente venían de civiles“.

Entre sus palabras finales hizo una invitación a la gente que lo escuchase o leyera su historia a denunciar, a hablar, pero siento que debo tomarme el atrevimiento de cambiar sus palabras, de invitación al deber. Es el deber de todos denunciar, no quedarnos callados frente a este tipo de acciones como todas las demás que ha puesto en marcha este alcalde, que cree que la mejor manera de negociar y escuchar al pueblo es mandar el ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios) siendo este una avalancha que no respeta edad, sexo o condición. Con el fin estricto de daño y represión. Más que invitar, es obligarnos como comunidad a pronunciarnos y discutir todo aquello con lo que no estamos de acuerdo, y eso que priva de alguna forma nuestros derechos.

Comments

comments

2 Comentarios

  1. No entiendo, por que nos seguimos refugiando en falsos moralismos, la limpieza social es necesaria al menos hasta que se trate de manera efectiva los cimientos de esta sociedad decadente, el consumo de drogas, el hurto a transeuntes y casas va en aumento, con el desalojo del Bronx esta problematica se ha incrementado, los puntos de expendio ahora no estan centralizados, sino que se han multiplicado y distribuido por todo Bogotá. Ahora es cada vez mas común los casos de homicidio o intento de homicidio, a manos de delincuentes comunes que roban celulares. Por qué las personas de cada mañana que luchan por conseguir de manera digna, alimento y vivienda para el y los suyos, deben someterse a la delincuencia, por qué la ciudadania debe ser doblegada por el temor, es sencillamente inaceptable. El ser ciudadano no se refiere a tener una cedula, sino a formar parte de una ciudad una sociedad que otorga derechos pero que sobre todo debe exigir deberes, si el individuo no quiere acatar un minimo de deberes y responsabilidades, por qué los demás deben cargar con el peso que genera, este peso debe ser eliminado y permitir el avance de la sociedad.

  2. El comentador anterior es tan delincuente como los que aspira a combatir. Le deseo un juicio justo y a ser posible una condena razonable por incitar al homicidio. Los demócratas somos más, no guardemos silencio ante los bárbaros que piden asesinatos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.