Compartir

Por décadas Colombia ha tenido que vivir los años más terroríficos en toda su historia en el marco del conflicto, conflicto armado, violento e inhumano. Muchos se refieren al inicio de la guerra desde la muerte de Gaitán, del “padre de Colombia” considerado así por una gran parte de los colombianos, otros, desde gobiernos anteriores, pero la verdad no ha sido dicha, grandes catástrofes se han tomado la libertad y seguridad de un país entero y pareciera que ” Un día después de la tormenta sale el sol..” como canta Shakira.

En el gobierno de Pastrana, entre el 98’ y 2002 se trató de hacer un diálogo con las FARC, y años anteriores en el gobierno de Gaviria también se intentaron acuerdos en México, Tlaxcala en el 92’ con las FARC y otros 2 grupos insurgentes, pero no se lograron. En el 2012 con el gobierno actual de Juan Manuel Santos, el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC iniciaron conversaciones para el proceso de paz del país, hubo baches dentro del camino, treguas y acuerdos se han realizado pero el incumplimiento a lo que se ha pactado ha sido el detonante de tanta frustración durante el proceso histórico de paz en el país, pero llegó el 2016 y el proceso de paz se empezó a intensificar, los acuerdos aumentaban, la responsabilidad de un gobierno con un pueblo titilante a la espera de la justicia divina no se hacía esperar, y el 24 de agosto del presente año llegó con ‘’ACUERDO FINAL PARA LA TERMINACIÓN DEL CONFLICTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PAZ ESTABLE Y DURADERA’’ con 297 páginas de acuerdos estamos a portas de la firma final de los acuerdos que llevarán a Colombia a un país, menos violento.

Pero ¡ojo! Ni la paz llega con este acuerdo pero tampoco será concluyente, es decir, de los tanto grupos insurgentes, de otras guerrillas y paramilitares, el acuerdo se hizo con las FARC, una guerrilla que lleva más de 50 años solicitando el poder político tras tanta violencia pasada y clases burguesas, eso quiere decir que ‘’ahí vamos..’’ el conflicto no es malo en cuanto a que nos lleva al diálogo pero con esto tampoco llega el posconflicto, a partir de esto surgirán los verdaderos conflictos que debe afrontar el país,  y la paz se va tomando la guerra, de a pocos, cautelosa, con coraje va reduciendo y limpiando tanta sangre derramada injustamente, orgullosa de poder vivir una realidad que tantas generaciones no pudieron ni han podido vivir, como decía Mahatma Gandhi ‘’ No hay un camino claro para paz, no hay que imaginarse la paz, hay que vivirla porque los caminos son la paz, los pasos, los actos’’ Empezar a vivir un acuerdo de tantos que se esperan tener en uno de los países más violentos es empezar a vivir la guerra desde aquellos espacios que claman paz.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here