Inicio Duque Aguacate contra los cerdos

Aguacate contra los cerdos

626
0
Compartir

Adelantaron la fecha del corte del gas. Con este sueldo miserable ¿Quién va a tener plata un 25? Me volé del trabajo y dejé la cicla amarrada después de pedalear dos kilómetros, cayendo en una serpiente humana que llegaba hasta la puerta del banco. Mierda. Lo dije en voz alta. El celador me miró sorprendido. Sólo tres cajeras atendían. Después de cinco minutos en la fila grité: “Pero por qué no ponen más cajeras”, pensando en que ya deberían estar cortando el gas. Es una empresa española. Ellos no van a dar espera. Si fuera el agua, se demoran en cortarla porque es nuestra, lo único que no han vendido.

La gente comenzó a rebotarse pidiendo que pusieran más cajeros. Alguien en la fila protestó contra la sección prioritaria. Respete que son mujeres con niños y ancianos, dijo otro. Pero si yo también trabajo. Que pongan más cajeros, varios lo acompañaron a gritos. Es que no deberían tener filas, los bancos se quedan con nuestra plata. Eso pasa por votar por el Cerdo. Sí, sólo cerdos en doscientos años. Cerdos y más cerdos. Como así que Cerdo. Sí. Respete. Pero la gente no vota por el cambio ¿Cambio? No hay cambio todos roban. No es cierto, el Aguacate, del que todos hablan mal, ese no roba, su gobierno pensó en nosotros los de abajo. Ese nos va a volver castrochavistas. Pero si eso no existe. Sí. Nos van a poner a vivir en la miseria. Seremos como Venezuela. Pero mírenos, acaso no estamos en eso.

La fuerza de los gritos era coreada de lado a lado. La policía entró y comenzó a pedir cédulas. Me paró a mí de primeras. Sabe usted que no se puede hablar de política en estos espacios. Señor agente, me van a cortar el gas, yo sólo estoy pidiendo más cajeras. Pase adelante. No señor agente yo me quedo haciendo fila como la otra gente. Sabía que pasar de primeras me aseguraba llegar antes de que cortaran, pero sentía que tenía parte en la conversa. Y ahí en la fila se alborotó más el asunto.

Ese Aguacate nos va a volver mariguaneros. Cuál mariguanero si el que pasó una ley para aprobar la dosis mínima fue Cerdo hace año y medio. Ahora para ganar adeptos ve el problema en los mariguaneros. Si el Aguacate ese es mariguanero. Cuál es el problema, yo me fumo uno que otro porro de vez en cuando, trabajo como negro y no por eso soy delincuente. La gente lo miró con desconfianza y el policía se le fue encima. Aguacate no se fuma ni medio, con legalizarla se les acaba el negocio a ellos. Pero si Aguacate es ateo. Que no vaya a la iglesia no quiere decir que sea ateo. Hay gente que es más cristiana por sus obras que por lo que reza o por el diezmo y el Aguacate ayudó mucho a la gente cuando fue alcalde. Oiga señor respete. Respeten ustedes a la gente que ya no come cuento.

En esas instancias ya habían entrado tres policías. La fila a pesar de todo no avanzaba. Los cajeros habían comenzado su propia discusión detrás de las cabinas lo que retardaba los turnos. De un momento a otro parecía como si todo el mundo estuviera interesado en la política. Yo además quería otro cajero. Qué culpa tiene el doctor de haber nacido en cuna de oro. Si tiene cuna de oro es porque nos ha robado a todos nosotros. No ve que son los mismos corruptos que nos han fregado siempre los que están detrás del Cerdo. Hasta metieron a otro verde para que le dividieran los votos al Aguacate. Tienen comprado todo. Es que la gente lo quiere mucho. Pero si nadie lo conoce.

De pronto entró más policía y ahí si todos como que hicieron silencio. Hasta que una viejita se puso a gritar como loca en favor del Cerdo: Nos van a volver castrochavistas. Un muchacho de overol le contestó: eso no existe señora, eso es puro cuento viejo. Hay que buscar los enemigos para ganar, hay que hacer a alguien feo, para que ellos se hagan bellos. Por qué en lugar de decirnos que no nos volvamos como ellos, no se dedican a explicarnos cómo es que va a ser su gobierno, qué es lo que están proponiendo. Es como si yo por cuadrarme a una chica, le hablo mal de todos los que le echan los perros.

La muchacha que refutó la cuna de oro, explicó cómo todos los gobiernos corruptos que habíamos tenido se habían aliado con el Cerdo. Los que construyen obras que se caen, los que venden las empresas del pueblo, los que hacen tratados con gobiernos extranjeros para comprarles la comida, arruinando nuestro campo, alterando el clima, quebrando nuestras empresas, controlando los precios, los que le suben a la gasolina y acaban páramos, ríos y mares para sacar oro de ellos. Dejando que la gente se muera en el desconcierto. Un maestro de escuela contó como el Aguacate construyó jardín de tres grados en su colegio, dio becas para que estudiaran los maestros y arregló muchos otros colegios. Una enfermera dijo que había perdido su trabajo cuando subió el otro Cerdo a la alcaldía, amigo de este Cerdo que ponía con los mismos cuentos el Patrón del Cerdo.

Pero si el Patrón fue el que acabó con la guerrilla y nos dejó pasear. Pasear a dónde señora si usted ni tiene carro. La gente se volvió a reír. La policía no sabía cómo controlar la algarabía que se calentaba de nuevo. Acabar con la guerrilla fue matar a más de diez mil jóvenes y pasarlos por guerrilleros. El Aguacate es guerrillero. Cuando fue guerrillero construyó un barrio para pobres, se encargaba de las comunicaciones y los procesos de paz. Ese ni ha estudiado. El que no estudió fue el Cerdo. Risas de nuevo. Aguacate salió becado por bueno del colegio. Economista, Congresista y el sexto mejor Alcalde del mundo. Pero eso no lo dicen los medios.

Claro, los medios no lo dicen porque no les conviene. Porque a ellos los patrocina el mismo patrocinador del Cerdo. Igual Aguacate no va a quedar. Estas elecciones están arregladas como cuando se armó la guerrilla del Aguacate ¿Cómo así? Sí. La guerrilla donde estuvo el Aguacate se armó porque se robaron otras elecciones como éstas. Pero si éstas no se las han robado. Yo voté por el Cerdo. Pero eso es usted que no sabe en qué mundo vivimos. Alteraron los formatos donde se contaban los votos, llevaron a votar a la misma gente de un pueblo a otro y a otro, encima sabotearon el programa donde se cuentan los votos y como si fuera poco el mismo Fiscal dijo que hay un cartel de compra de votos. Acaso el Fiscal no es el que hace justicia. Sí. Pero el fiscal fue puesto por los mismos Cerdos que pusieron al Cerdo. Por eso lo que hacen es siempre desviar las investigaciones para que nos gobiernen otra vez el montón de cerdos. Sí yo lo escuché diciendo que iba a denunciar hasta que pasara la segunda vuelta. Eso es como decir, ya lo robaron y lo van a volver a robar, yo se cómo. Pero no lo voy a contar para que no digan que intervengo en política. Pero si es el que administra la justicia. Pero está aliado con el Cerdo.

La gente ya no se gritaba después de que alguien se tomó la palabra voluntariamente para ir moderando el debate. Hasta los policías se tranquilizaron y aprobaban con la cabeza una que otra intervención. Sobretodo cuando dijeron que les habían negado sus ascensos y que estudiar para ellos era un camello. También afirmaron cuando dijeron que si subía el Cerdo iba a procurar una guerra con el vecino gobierno y que los que iban a la guerra siempre son los hijos del pueblo. Los que no tienen dinero. Los hijos de los que declaran la guerra nunca van a los enfrentamientos.

Cada vez eran menos las voces que aclamaban al Cerdo. La discusión se había convertido en un río de argumentos que validaban la actitud del Aguacate. Ya estaba cerca del último giro para entrar a los cajeros. Muy seguramente ya me habrían cortado el gas, le dije al man que me esperara mientras me conseguía prestado. El ambiente adentro era más cordial, hasta la gente levantaba la mano para intervenir con respeto. Expresaban sus razones sin miedo. Aguacate va a poner el subterráneo que diseñó cuando fue alcalde, es más ya lo hubiera hecho si no le hubieran hecho conejo. Le hicieron conejo porque se robaron la plata para poner más Transmilenio. Uh, uh, uh, no más Transmilenio. Hasta Aguacate le bajó el precio al Transmilenio. Por eso fue que lo multaron. También por lo de las basuras. Es que no la recogió tres días. Señora con el actual alcalde llevamos meses con el muladero. Volvieron a corear algunas voces.

Yo lo que no quiero es más corrupción. Entonces no vote por los mismos de siempre. Ahora que se aliaron todos los cerdos. El otro bando es el nuestro. Señor, señor, señor. Hubo casi que empujarme. Estaba encarretado con la conversa y por eso no me había dado cuenta que era mi turno. Nunca trajeron más cajeros. Pero los que había ya se habían puesto de parte del Aguacate y celebraban los descubrimientos como si a uno le aclararan la vida en un instante. Nos quedaba la segunda vuelta presidencial en dos semanas. A pesar de que me había demorado más de media hora en el banco tenía la esperanza de que no me hubieran cortado el gas, además ya me debían estar buscando en el trabajo. Volví a volar de vuelta en la bicicleta hasta la casa. Cuando llegué vi el contador abierto. Le habían puesto un seguro y le habían quitado la llave mientras los vecinos estaban mirando. Sabía que había perdido el gas, pero no del todo. De alguna forma vamos ganando.

 

Gianni Lara Cruz

Comments

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.