Inicio ciudadania ¿Hablamos por hablar, hablamos por necesidad o hablamos por conveniencia?

¿Hablamos por hablar, hablamos por necesidad o hablamos por conveniencia?

600
0
Compartir

Por: Mariana Vargas

Hemos logrado cercar nuestra habla tratando siempre de que lo que decimos sea algo habitual simplemente decirlo porque nos fluye y es un diario vivir, pero en ciertas instancias nuestra cotidianidad se ve alterada por situaciones que nos hacen hablar con un fin, ya sea el fin de sobrevivir o de obtener algo que anhelamos. Cuando nos sucede esto en la cotidianidad nos crea una diferencia , una salida a la rutina que ocasiona que como todas las diferencias, nos lleve a hablar desde nuestra persona, que llamaré nuestra persona cercada aplicándola a nuestras necesidades o conveniencias donde pasamos a ser otras personas..

Cuando hablamos desde nuestra persona cercada estamos centrándonos en hablar desde lo que conocemos, como nos sentimos cómodos hablando y como tal vez comunicándonos con un círculo cerrado sea un habla clara pero a la hora de salir de esta cerca sea algo inconclusa.

Cada uno de nosotros ha creado una cerca donde estamos cómodos hablando por hablar viviendo por vivir y cada vez que debemos cruzarnos con alguien ajeno a nuestra cerca es cuando sucede esta interacción que crea la diferencia.

Mientras hablamos por necesidad , por dependencia o porque nos es indispensable crear una correlación con otra persona diferente a nosotros con una cerca totalmente diferente donde se ha cerrado a su léxico a su conocimiento a sus aciertos y sus desaciertos compartiéndolos con nosotros creando una diferencia y es finalmente esta diferencia la que nos hace crecer como personas.

A medida que crecemos como personas, anhelamos y creamos objetivos que en la mayoría de sus casos nos llevan a hablar, a interactuar compartiendo nuestros intereses y de no ser así buscando siempre estos intereses lo hacemos por conveniencia y muchas veces no somos claros con lo que hablamos a la hora de buscar y es por eso que no alcanzamos lo que queremos pedimos más de lo que merecemos, pedimos más de lo que podemos agarrar.

Comments

comments

Compartir
Artículo anteriorLa incertidumbre
Artículo siguienteLA VIDA SOLO UN PESTAÑEAR

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.