Inicio Sin categoría Festival Internacional de Teatro y Arte Popular Entepola Colombia. 

Festival Internacional de Teatro y Arte Popular Entepola Colombia. 

827
0
Compartir

 

Por: Mauro Morales.

 “Nada por arte de magia, todo por arte de barrio”  

Cita tomada de la página web: http://entepola-colombia.jimdo.com/

1.5 - copiaEn la inmensa Bogotá, donde los amaneceres grises son parte de un cotidiano que va de hombro. El color del arte popular llega a las calles de San Cristóbal con su fulgor a rostros amigables, de miradas conocidas y familiares. En las gradas de las calles y los parques de los cerros Sur Orientales, sale el sol multicolor, con el ánimo de invadir los cuerpos de esta inmensa ciudad, a ser conscientes de su entorno y sacarle provecho a la felicidad, desde la resistencia barrial cultural, a una cotidianidad que absurdamente busca actos finales, al día negro de cada habitante de estas calles. Cada ser, habitante de este sector aporta desde su interior la luz y calor a esta ciudad, a esta Selva de Cemento llamada Bogotá.

Viva el arte popular, ¡viva El Entepola!.

¿Para qué se hace el Encuentro de Arte Popular Latinoamericano Entepola? 

Es una puesta colectiva, en donde se democratiza la cultura, los saberes y el acceso a los lenguajes artísticos latinoamericanos, allí se busca recuperar el tejido social de las comunidades más segregadas de la ciudad y que han sufrido las causas del modelo actual de desarrollo, esto a través del encuentro con el valor del arte y los lenguajes populares que configuran la identidad urbana – barrial y posibilitan el encuentro de diversas formas de ser y sentir el mundo social, político y cultural.

¿En qué lugar y hace cuanto se viene desarrollando? 

Este encuentro  surge tras la experiencia emergida de Entepola Chile durante la dictadura militar hace 30 años, de allí varios países se han dado a la tarea de multiplicar esta experiencia tomando como punto de partida el arte comunitario y popular de las comunidades subalternadas latinoamericanas. Colombia hace de este una versión criolla desde hace 13 años. Dando importancia a la autenticidad y la lectura de nuestro contexto, asumimos  el reto de hacer un encuentro itinerario que año tras año ha visitado diferentes barrios periféricos de toda  la ciudad.

¿Desde el proceso que han vivido ustedes como Entepola, como definen arte popular y como trasciende esto en las redes Latinoamericanas?

La categoría popular emerge tras el denominativo que se da a los sectores y/o poblaciones subalternas, que han sido invisibilizadas  y desconocidas por el proyecto cultural, político y económico mundial imperante, allí el contacto de dos visiones de mundo dado tras el proceso de colonización de Europa a América, desplazo los conocimientos, prácticas y saberes propios latinoamericanos al control y necesidad homogenizar de la cultura occidental, desconociendo así la gran diversidad en modos de ser en este lugar .

1.5El arte popular será pues para el ENTEPOLA, una apuesta por reconocer las formas, lenguajes y necesidades de expresión y creación de los sectores populares de  Bogotá, Partiendo de la configuración diversa e histórica de comunidades trabajadoras, Campesinas, afrodecendientes e indígena que conforman estos tugurios urbanos en la actualidad. Así hacemos del contacto con otras experiencias y comunidades artísticas de diversas latitudes del continente una posibilidad de tejer e intercambiar sentidos  propios de la cultura en posicionamiento, así como en la consolidación de un movimiento latinoamericano que volqué la importancia de la creación artística a sus espectadores, tomando del encuentro el lugar para la  reflexión.

¿Cómo funciona el recurso y la logística en el encuentro. Cuantas agrupaciones y de qué manera logran alojarlos. De qué países vienen? 

Durante estos 13 años han sido variadas las agrupaciones y compañías que han visitado el ENTEPOLA, en promedio se reciben de 20 a 30 grupos de  países como Argentina, Chile, Ecuador, España, Perú, Brasil, Cuba, República Dominicana, México, Venezuela y a nivel nacional de Cali, Medellín, Manizales, Neiva, Armenia, Bucaramanga, Barranquilla, etc. Este festival postulado como un ejercicio independiente, autogestivo y popular, hace de su producción una escuela en donde la comunidad anfitriona de cada año se moviliza en torno a la autogestión, basada en préstamos, alquileres y donaciones de diferentes actores sociales, comunitarios y políticos de cada localidad. En Entepola es Prohibido el dinero y la politiquería por ello este principio le ha permitido empoderar a las comunidades frente a la importancia de la solidaridad y el trabajo colectivo en torno a la solución de problemáticas cotidianas y frente a la reivindicación de sus derechos.

¿De qué manera las personas del barrio hacen parte de este proceso? 

Se vinculan a través de las asambleas preparatorias, que hacen parte de los espacios pedagógicos populares que estudiantes, egresados, hacedores de arte y cultura en la ciudad diseñan y han diseñado de manera voluntaria, por convicción en el campo de sus apuestas sociales, políticas y culturales para con este país. Allí la comunidad se integra a las comisiones (diez en total) de trabajo que son el motor fundamental del encuentro, allí se despliegan las estrategias acumuladas, más la esencia de las experiencias y formas particulares en que dicha comunidad se ha organizado y solventando sus necesidades, este enriquecimiento es lo que lo hace crecer año tras año, son los sentires y saberes propios de las comunidades las que han construido esta escuela.
¿Cuáles son los objetivos que tiene este encuentro a nivel barrial y local. Cuál ha sido su impacto? 

Recuperar la confianza e importancia del otro, en medio de una sociedad cada vez más individualista es una de las apuestas de donde surgen los aprendizajes, allí el reconocer a la comunidad y sus pobladores como sujetos de poder y saber, otorga voz a quienes siempre se les ha negado, allí participan personas de múltiples edades, en donde el dialogo intergeneracional y las condiciones compartidas reafirmas la identidad y el arte como un ejercicio que les permite manifestarse y movilizarse en torno a sus apuestas comunitarias, comunales o populares. Es aquí en donde las comunidades redescubren el valor del arte, así pues es toda una apuesta educativa frente a la formación de  espectadores, generando lazos fraternos entre artistas, organizadores y comunidad. En varios territorios en donde se ha hecho presente, se han gestado propuestas de unidad en torno a la cultura, acciones de circulación y creación artística propios de los sectores populares. Todo esto ha permitido significativamente encontrar posibilidades que surgen desde y para la comunidad, el reconocimiento del otro en el trabajo organizado y colectivo.

Entrevista a: Felipe Gamboa. Integrante de la comisión de comunicaciones y cuidado Entepola versión 2015. 

Llenémonos de poder, de arte popular y enfrentemos con él a los que engendran el miedo. Porque sabemos que “nos tienen miedo, porque no tenemos miedo” como lo diría Liliana Felipe. A cambiar este mundo y a cambiarlo con Arte. 

 

 

Comments

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here