Inicio TERRITORIO El parque las Margaritas, un sueño de muchos, realidad de pocos

El parque las Margaritas, un sueño de muchos, realidad de pocos

1440
0
Compartir

DSC_0316El parque zonal Las Margaritas, se encuentra ubicado en la localidad de Kennedy, sobre un terreno con una extensión de aproximadamente 82.000 metros cuadrados, hace parte de los escenarios públicos destinados al uso del tiempo libre de los habitantes de la ciudad.

Mercedes Pachón y Juan Carlos Montenegro, habitantes del sector por más de diez años, cuentan su experiencia no sólo en la localidad, sino también en su esfuerzo por apropiarse del barrio. Para ellos, el sentido de pertenencia hacia el mismo es la base fundamental para lograr un cambio y nueva percepción de lo que en realidad debe convertirse el parque, una zona llena de historias y recuerdos, como aquella vivida desde los años 50´s cuando pertenecía a la hacienda las Margaritas, el lugar tenía un encerramiento perimetral y en la mitad del mismo una antena repetidora de RCN.

Para muchos de los habitantes de este sector, la historia comienza allí, cuando buscaban un espacio de recreación y entretención para los niños, jóvenes y adultos del barrio, este lugar era la excusa perfecta para ir a correr, gritar, saltar o simplemente charlar; el problema era que no había cabida para la comunidad, puesto que era un sector privado. Muchos adultos que aún viven aquí, recuerdan con alegría y entusiasmo el vaivén de las tardes, las corridas propiciadas por perros al invadir este espacio, los encuentros de amor por parte de muchas parejas que hoy por hoy tienen recuerdos que crecen de este parque.

Para el año 1999, de manera inesperada la antena que cobijaba y servía de referencia en el barrio se fue, las preguntas crecían y aumentaban ¿qué pasara con el “potrero”? ¿Quiénes se apropiaran del mismo? ¿Por qué no venderlo y que construyan? Todo esto se derivaba a una razón en específica, evitar el crecimiento de la delincuencia. En el año 2000 empezaron los rumores por parte de varios habitantes, donde planificaban estas hectáreas como parque zonal de recreación y deporte, de esta manera, hubo una división de ideas ya que para muchos hay un déficit de zonas verdes, para otros, la inversión económica sería fructífera para los habitantes del mismo y vender los predios era más viable.

La apuesta por invertir a un espacio de deporte se empezó a vender a la comunidad, asimismo ha ido siendo aceptada a pasos pequeños, desde hace quince años se idealiza, se sueña con convertir esta zona en un parque y aunque la inversión ha sido alta, aún la concepción de potrero sigue presente. Desde los años 2001 y 2002 el diseño fue formulado, es decir, que para el año 2005 el parque ya debería estar funcionando, algo que no sucedió.

Si usted reside en esta bella comunidad, la invitación es muy sencilla, intégrese si aún no lo hace, no importa si usted viene de paso por aquí, siéntase desde ya parte del barrio, dueño de los sueños, de las metas, no permita que terceros se involucren cuando usted lo puede hacer, dirían en algún lugar “no deje su presente en manos de otra voluntad” este es un barrio lleno de historia, hecho por auto construcción, empleados, comerciantes y apropiarse del parque, de las hectáreas, de las inversiones y planeaciones con el mismo es un compromiso de todos, pero más que compromiso, es querer dejar un espacio para que pueda ser usado por los nietos y bisnietos de todos.

De esta forma, y tras muchas promesas sin cumplir, no faltan en los sueños aquellos que “si los pueden hacer realidad” nos referimos a todos aquellos candidatos a ejercer tan hermosa labor como es la de servir al ciudadano por medio de la Política. Muchos de ellos han venido ofreciendo cambios rápidos y oportunos, pero, ¿cuántos de ellos han cumplido? Si bien se sabe que sus actos proselitistas son sólo por busca de reconocimiento y poder, sus palabras quedan en eso, palabras, como la Sra. Mercedes Pachón, muchos otros habitantes han ido invirtiendo en la transformación y crecimiento del mismo, el parque incluye un huerto casero, espacios de práctica de taekwondo y muchas escuelas de fútbol. Todos estos mecanismos de participación evitan la influencia de la política y se encargan de que sea un trabajo enteramente de la comunidad, puesto que estos personajes que obran de buena manera solo llevarían al parque a no progresar.

Comments

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.