Inicio Arte Castrochavista, me declaro consecuente.

Castrochavista, me declaro consecuente.

772
0
Compartir

Por: Gianni Lara Cruz

Mi primer recuerdo de Fidel Castro es el de un demonio, tendría yo unos siete y mi madre interpretaba el mundo desde la congregación católica a la que asistirá siempre. La palabra comunismo causaba terror. En Cuba no se podía opinar o incluso hablar mal del presidente porque uno iba a la cárcel. Esa idea martilló mi cabeza por muchos años. Siempre fue inexplicable para mi madre el hecho de que si el comunismo era repartir todo para todos, nos fuéramos a quedar más pobres de lo que éramos. En ese entonces dormíamos los tres en una misma cama, con mi hermano mayor, arrimados a la casa de los abuelos.

No fue en la Universidad Nacional cuando dejé de estigmatizar al comunismo, a pesar de estar pintado en las paredes, gritando desde la Plaza Che, leyendo a escritores de influencia socialista. Quizás fue en la Distrital como maestro cuando empecé a ser parte de un periódico alternativo de estudiantes que comencé a entender que la política no era un discurso, que las mentiras con que vivíamos estaban pegadas a la médula de la consciencia y que determinaban nuestros comportamientos. Sin embargo, en otras latitudes existía un mundo más allá de ese desigual, en el que se piensa para el progreso de todos y no para el beneficio de unos pocos, como en el que estamos.

A pesar de la falta de consciencia de clase de mi madre, quien siendo pobre terminaba estando a favor de los que la explotaban; tenía apuntes bíblicos donde la conversión implicaba hacer de lo dicho y hecho una misma cosa: hacer carne la palabra. El mismo proceso mágico que ocurre con la ostia. Curiosamente todo lo que se hacía allí en la congregación, además de reunirse a ventilar los problemas, cantar y rezar, no pasaba a ayudar a los pobres, a las prostitutas o a los enfermos que eran contemplados en la oración y terminaba pidiendo que el gobierno (corrupto) tomase buenas decisiones. Le alcanzaba a quedar a uno la idea de que eran una maravilla porque Yaveh los había puesto ahí. Todo es voluntad de Dios. Excepto la elección de Castro.

Quizás fue la subida de Chávez, el tono de sus palabras, el ejemplo que daba autoridad lo que nos acercó a Fidel, ese dictador viejo que tenía un régimen donde la gente sufría mucho y por eso naufragaba en botes improvisados en medio del mar tratando de llegar a Florida, encima morían de hambre, sin poder expresarse libremente. Según los medios privados masivos 348 presos están detenidos por disidentes allá. Ellos no dicen que aquí van 74 muertos entre activistas y líderes comunitarios, tan sólo en este año, sin contar con 5 candidatos presidenciales asesinados y un partido político de más de 5.000 miembros exterminado de raíz, en menos de 15 años, con la complicidad del Estado, por ello estamos condenados por la Corte Penal Internacional ¿Y es en Cuba y en Venezuela dónde no se puede pensar?

La diferencia es que los disidentes cubanos están relacionados con los 637 atentados que le hicieron a Fidel desde la CIA (organización criminal que también estuvo implicada en el asesinato de Gaitán, imagínense el DAS en manos de Uribe), con el saboteo económico a Cuba, con los actos -estos sí- terroristas del gobierno norteamericano, que encima ha puesto sobre ellos un bloqueo económico que aisló a Cuba de todo lado, quién tuviera relaciones con Cuba estaría en contra de Estados Unidos. La pequeña isla para sobrevivir con dignidad, estando a 150 kilómetros de sus vecinos: el imperio que de año en año se financia con la guerra, tuvo que establecer relaciones con la Unión Soviética, al otro lado del mundo, que les ayudó hasta que se acabó en los ochenta y luego a Cuba le tocó aprender a ser más autónoma.

Pasaron por tiempos difíciles, pero han sabido sobrevivir haciendo relaciones comerciales con otros países, han desarrollado consciencia social, economías solidarias, energías renovables, estrategias autosostenibles y han aprendido a usar el turismo. Sin contar sus dos mayores virtudes: salud y educación en niveles que ni siquiera entendemos. Es ahí dónde uno como profesor tiene que preguntarse: si esta gente puede pensar críticamente, lo cual implica el nivel más alto en la educación en América Latina (reconocido por la UNESCO y la ONU) ¿Serán tan estúpidos como para elegir al dictador por 50 años?

Para quienes creen que soberanía es himno y patria la camiseta de la selección de fútbol hecha con tela de Taiwan, les contamos que los cubanos si pueden hablar de soberanía estando al lado del imperio, con un modelo económico distinto, en donde prima el ser humano y no el consumo. Nosotros estamos más lejos y subyugados por el gobierno norteamericano. Son más de 15 bases con soldados norteamericanos aquí, regadas por el país y por las fronteras por donde curiosamente sale más coca, porque ellos son los mayores cultivadores de mariguana. Algunos de sus soldados han violado a niñas colombianas en Tolemaida y han vendido los videos, pero no les pasa nada, porque tienen inmunidad diplomática. Imagínese que esa fuese su hija o su hermanita, pues bien, eso no pasa en Cuba, son más pequeños y están más cerca, pero son valientes. Sin embargo, hay quién cree que no somos colonia y eso que no hablamos de recursos naturales, porque nos ponemos a llorar.

Fue con El Macarenazoo (el periódico de estudiantes de la Distrital) que leí las columnas de Cuba Debate, escritas por Fidel, y publicamos algunas, porque decían lo que había que decir sobre las necesidades del ser humano en cualquier parte del mundo, más que si éramos de izquierda o derecha. Estamos con la vida y si bien la izquierda es lo que más se acerca, en Colombia estamos tan jodidos, le dieron tanto plomo al pensamiento diferente, que la izquierda terminó siendo hecha a la medida de la derecha.

Eso no quiere decir que no haya gestos y no haya gente. Si bien hay burocracia, es bueno recordar que llevamos casi 7.000 años montando imperios de los 180.000 años que nos corresponden como homo sapiens, así que si me vienen a decir que esto nunca va a cambiar, que siempre van a existir los pobres para que los ricos puedan dar,yo quisiera decir: ni ricos, ni pobres: humanidad. Y eso tiene más tiempo que estos pinches 7.000 años, pero ahora podría ser mejor, con el conocimiento que tenemos, sólo hace falta pensar. No quiero que eso me ponga en ningún lado, porque tendrían que ponerme en los que buscamos la raíz del problema y en los que no; cuando yo pienso que esa es una pregunta esencial al ser humano: ¿Qué hago aquí? Y si no se lo preguntan, hombre… pos ya es hora, nos toca a todos. Mi abuelo decía: o vives la vida o la vida te vive a ti.

Es hora de administrar científica, tecnológica y ambientalmente posible de la mejor forma este planeta, porque todos podríamos vivir bien ¿Cuál es el problema? En una sociedad que nos ha enseñado que ser alguien en la vida es tener dinero para consumir, pensar en lo humano no estaba entre las cuentas. Por eso todo lo que vaya hacia allá nos da escozor, hasta fo. Cuando todo es de marca, el prestigio se mide por una etiqueta. La pregunta es: ¿Si podemos llegar a eso?

Vi con asco el noticiero de RCN hasta que ya no lo pude resistir. Todo habló en contra del dictador Fidel Castro y del régimen opresor. Opresor oyen ustedes. No es el que vivimos en donde la gente se muere en la puerta de los hospitales y ahora el ministro de salud pide que salvemos las EPS emulando el anterior régimen que nos obligó desde entonces a salvar los bancos. Salvar las EPS con un cuatro o cinco por mil, cuando ellas nos cobraban por faltar a las citas y encima nos roban miles de millones de pesos y por ello tenemos pésima atención. En Cuba no pasa eso, y ellos son los que viven en peores circunstancias. No pueden ir a Mc Donalds todos los días, porque no hay. Tampoco pueden tener ciertas comodidades que nos da la sociedad de consumo, también tiene que ver con el bloqueo. Pero frente a la crisis de corrupción y a las aberrantes elecciones pseudodemocráticas que hacemos, sería interesante interpretar la realidad por nuestra cuenta.

Piensen también: Cuando un gobierno no se deja colonizar por Estados Unidos, ellos se mueven en tres direcciones: 1. Les envían asesores para negociar. 2. Promueven un golpe de Estado. 3. Los invaden. Con Cuba hicieron las tres y a pesar de ello se mantuvieron. Teniendo todo un imperio encima los pusieron a raya frente a la vida digna. A Venezuela les han hecho dos, porque confían que la oposición logre tumbar el actual gobierno. Quiénes son los muertos o detenidos en cada caso, en dónde está más prohibido pensar: allá o aquí, aquí ni siquiera usted sabe los múltiples niveles de lectura.
Estoy triste por su partida, pero también estoy alegre porque existió, porque fue tan coherente en su vida que dijo: “Estoy preparado para la muerte ciento por ciento y tengo mucha confianza en el futuro, aunque el futuro no pertenece a nadie”. Cientos de miles de hombres se pueden convertir en su propio comandante en jefe. Comandante en Jefe de su vida, es más allá de un movimiento. Han estigmatizado la revolución cubana con el pretexto de que el comunismo es malo porque no creen en Dios. Lo cierto es que si Dios estuviera viendo el gobierno cubano lo querría como a un sol, pues ha estado mucho más cerca del amor, de la humanidad, de la armonía con el planeta, de la dignidad, de la vida, de él.

Que Fidel y Chavéz se hubiesen conocido podría ser más de Dios que los que se creen dueños de Él. Estos dos hombres dieron sus vidas por la coherencia. Por una vida digna para los pobres. No pertenecen a la sociedad de consumo. El plan Peter Pan les robó miles de sus niños y los formó en Estados Unidos sin padres. Se llevaron todo. Si Cuba fuese una potencia hubiesen armado la pela…
Pero sólo estuvieron allí. Viendo cómo los desangraban y resisitiendo. Ahora somos más, muchos más. Abre la cabeza y piensa si tu estás dispuesto a hacerlo.

Comments

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here